SI QUIERES CONOCER EL PORQUÉ DE LA ELECCIÓN DEL TÍTULO DEL BLOG, Y SABER MÁS SOBRE MI, ENTRA AQUI


martes, 29 de enero de 2013

Escuchando...el silencio





Solitario banco.
Solitaria plaza.

Se escucha el silencio.
 Se palpa la calma.

Me gusta sentarme en el banco.
Volver a esta plaza
donde no hay testigos,
donde no hay palabras.
A veces, 
tan solo el tañir a lo lejos
de aquellas campanas
que acercan hasta aquí sus notas
convertidas en ecos de oración,
plegarias.

Y me dejo caer en sus alas
y volar al cielo,
sentado en el banco,
desde la quietud 
de la vieja plaza.


Rosi, en Madrid a 29 de enero de 2013

19 comentarios:

  1. Momento glorioso, sentarse en un banco solitario de una plaza vacía y tan solo escuchar el silencio y el tañer de las campanas... A solas con ese entorno y los pensamientos.
    Un bello poema, Rosi, ¡qué paz!
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad que sí Nena, ¡me encantan esos momentos!.
      Besos.

      Eliminar
  2. Bellísimo Rosi, ya apareces con todo tu esplendor. Me alegro de verte así de bien. Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Lola, sé que te alegras.
      Un abrazo querida amiga.

      Eliminar
  3. Rosi,tu poema nos lleva directamente a la inmensidad...Esos momentos en silencio nos unen al paisaje y sentimos que el paisaje nos impulsa y nos eleva...Un banco vacío siempre nos invita a sentarnos y cuando estamos en paz es una gozada sentir que el espíritu vuela y nos sentimos libres,verdaderamente libres,amiga.
    Mi felicitación por esta belleza en ritmo,cadencia y serenidad.Mi abrazo grande y mi ánimo siempre,compañera y amiga.
    FELIZ MIÉRCOLES,ROSI
    M.Jesús

    ResponderEliminar
  4. Tus comentarios M. Jesús son, siempre, un bálsamo para el alma.
    Gracias de corazón.
    Te dejo mi agradecimiento y mi fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  5. Esa plaza, con ese banco y ese sonido de campanas, a cual de las plazas de tu ciudad te han trasladado? a mi a la mia, Santa Eulalia, gracias querida.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pili querida, cada uno puede hacer suyo ese banco y esa plaza.Desde luego lo que sí puedo decirte es que está sacado de un reportaje que me mandaron de Segovia.
      Besos.

      Eliminar
  6. GRACIAS QUERIDA AMIGA POR VENIR A TOMAR EL TÉ CONMIGO Y POR DEJARME TUS PRECIOSAS PALABRAS QUE VALORO MUCHO, SE TRATA DE COMPARTIR, DE EMOCIONARSE, DE TRANSMITIR... A TODOS NOS GUSTA DEJAR MENSAJES.

    MUCHOS BESOS.

    ME ENCANTA ESCUCHAR EL SILENCIO, ME DA PAZ.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La misma paz que me da pasearme por tu blog.
      Gracias Luján.
      Un abrazo.

      Eliminar
  7. Qué preciosidad, Rosi. Y cuantísima nostalgia transmite...
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Silvia por tu cariñoso comentario.
      Un abrazo.

      Eliminar
  8. Hola Rosi. Es verdad que hace tiempo que no te visito, pero ni a ti, ni a otros blogs. Entre que no estoy pasando por un buen momento personal y un gripazo que me ha tenido "fuera de cobertura", no visito mis blogs.
    Muchas gracias por tu jabón. Todavía no lo he probado, pero lo haré en breve.
    Muchos besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pero bueno, ¡vaya racha!. Ánimo Marian que siempre sale el sol después de la lluvia.
      Un abrazo muy fuerte, amiga.

      Eliminar
  9. Escuchar el silencio, tan paradójico y real a la vez.

    ResponderEliminar
  10. Un poema precioso Rosi. Le has puesto sonido al silencio, llenándolo de armonía y paz. Me ha gustado mucho amiga. Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tu comentario me halaga. Gracias Pepe.
      Un abrazo.

      Eliminar
  11. El silencio es imperdible de vez en cuando, es una forma de conocerse uno un poco mas, muy bonita la poesía .Un ABRAZO

    ResponderEliminar