SI QUIERES CONOCER EL PORQUÉ DE LA ELECCIÓN DEL TÍTULO DEL BLOG, Y SABER MÁS SOBRE MI, ENTRA AQUI


domingo, 25 de agosto de 2013

lunes, 12 de agosto de 2013

Con la mosca...en la oreja





¿Os acordais del post que puse el año pasado, sobre una mosca a la que salvé la vida?.
Bueno, pues esta misma mosca me obliga a hacer otra entrada, este verano.
¿Qué por qué?.Pues vereis, en cuanto llegó el otoño la perdí de vista. Debió pasar todo el in vierno hibernando en el lugar mas abrigadito de la casa, pero...con los primeros calores dejó su escondrijo, y no me la quito de encima.Yo creo que me está tan agradecida que me ha adoptado, y como perrillo faldero me sigue a todas partes.
La llevo en el pelo, se me posa en la mano, en la nariz...¡bueno!, esta mosca es una pesada.
Pues no os cuento cuando para descansar un rato me pongo el bañador, cojo la toalla y bajo a la piscina.
¿He dicho descansar?. Pues aquí empiza el suplicio.
Cierro la puerta pero la mosca es más agil que yo y ha salido la primera, de avanzadilla.
Ya se sabe mi sitio y cuando llego a la piscina y me tumbo en la hamaca...¡ alli me está esperando! Y comienza la luch:a: carantoñas por aquí, cosquillitas por allá, que ahora el pie, que luego el brazo, ya está en la espalda... ¡y mi mano va y viene dando palmetazos que nunca la alcanzan y parece que la animan más a seguir el juego!
Al final, cansada, sudando, aburrida de luchar con la mosca, recojo mi toalla y me subo a casa.
Como una autómata abro el armario de la limpieza y cojo un bote de MATÓN y pulverizo po aquí, por alla,  por el techo y el suelo, cierro la puerta y me escapo de allí cogiédome ¡los dedos la nariz. para no intoxicarme
Salgo al jardín casi llorando por el olor que me axfisisiaba y el remordimiento de haber dejado allí encerrada a la pobre mosca..¡Pero qué carajos, era una pesada y un incordio!.
Bueno, voy a entrar a la cocina a tomarme una cerveza bien fresquita, ¡que me la he ganado!.
Abro la cerveza y me lleno la copa rebosante de rica espumita, tiro la lata y al coger la copa...¡horror!, ¡no puede ser!. ¡ESTA DEBE SER SU PRIMA!.





¡¡¡EL VERANO SIN MOSCAS, NO SERÍA VERANO!!!